Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
Población : Girona
Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 03/05/2017
Ver perfil de usuario

Legalizar o no el cannabis?

el Vie Mayo 12, 2017 12:06 pm
Cannabis: ¿Ángel o Demonio?

Situación actual del consumo de cannabis en España: http://www.eldiario.es/sociedad/cannabis-consumos-regiones-espana_0_292221211.html

Si hay una sustancia en la actualidad que genera polémica en nuestro país y en muchos más es la marihuana. Esta planta considerada como milagrosa por algunos y pecado por otros no deja a nadie indiferente. Más allá del hecho de que esta planta figura en la lista de sustancias ilícitas a pesar de una progresiva despenalización por parte de las autoridades, las consecuencias positivas y negativas de su uso siguen generando debate. Por un lado hay quienes la ven como una planta milagrosa o cómo una sustancia recreativa benigna. Mientras que por otro lado hay quienes ven en ella un peligro para la seguridad y la salud, o hay quienes la sitúan en el mismo nivel que la heroína, el crack o la meta-anfetamina (denominadas drogas duras). ¿Quién tiene razón y quién no? La respuesta no parece tan sencilla.
Para analizar la situación de este psicotrópico, tomaremos el ejemplo más claro y semejante: el alcohool.

Tanto el Alcohol como la marihuana son sustancias que llevan conviviendo con la humanidad y la civilización desde tiempos inmemoriales. Se considera que los humanos han estado usado esta sustancia al menos desde el tercer milenio antes de cristo para fines recreativos, religiosos o medicinales. Como el alcohol que se empezó a consumir en el neolítico, el cannabis ha acompañado festividades, ritos y celebraciones de la humanidad a lo largo de los siglos, sin duda con más presencia en algunos climas y culturas que en otros. Ambas sustancias afectan y modifican nuestra percepción sensorial y por ello se han relacionado a menudo con el más allá o con el “yo” interior.
Igual que el alcohol, la marihuana ha tenido sus momentos de gloria y sus momentos de persecución. A día de hoy el alcohol es una sustancia prohibida en algunos países, sobretodo aquellos de confesión musulmana. Lo cual ocurre también con la marihuana que en algunos países esta legalizada mientras que su venta y consumo esta prohibido en la mayoría de los demás. Recordamos que hace menos de cien años, se prohibió el consumo y la venta de alcohol en Estados Unidos.

Entendemos que ambas sustancias son drogas, y no hay otra forma de llamarlas. Ambas pueden ser benignas con un uso responsable, esporádico y regulado, y el abuso de ambas pueden convertirse en una grave amenaza para la salud y para la sociedad. Estas dos sustancias también pueden resultar ser muy beneficiosas; el alcohol por ejemplo es un excelente desinfectante, mientras la marihuana resulta ser un perfecto analgésico y relajante. Por otro lado, ambas sustancias pueden conllevar muchos problemas para aquellos que hacen un consumo abusivo de ellas. El alcohol destruye el hígado a largo plazo y un consumo abusivo puede provocar agresividad, perdida de control y coma. La marihuana puede dañar el sistema neuronal y los pulmones si se consume con demasiada regularidad, y puede ser muy perjudicial para consumidores con trastornos como la ansiedad, la esquizofrenia o la paranoia.

A pesar de la obvia semejanza de ambas sustancias, hay una diferencia clave entre ambas: la legislación. El alcohol es completamente legal en nuestro país y en toda Europa, si bien puede haber restricciones en la venta y sobretodo en relación a su consumo; para conducir, trabajar, etcétera. Por su parte la marihuana es una sustancia ilícita en la mayoría de países occidentales y se penaliza tanto su consumo, como su cultivo y su posesión. ¿Por que?
Siendo objetivos la marihuana parece estar en pie de igualdad con el alcohol. A nivel de consumo regular recreativo, podemos considerar que la marihuana es menos peligrosa para un individuo sano pero puede ser muy dañina para un segmento de población con trastornos psicológicos o neuronales. También, la marihuana tiende a relajar y producir una euforia más pausada mientras que el alcohol puede general agresividad y descontrol. Sólo hay que ver el número de peleas de bares que se pueden producir a diario, mientras que pocos habrán oído hablar de “peleas de fumados”. Eso sí, se conocen los momentos de hilaridad y risas que comparten los consumidores de cannabis. Este también puede aumentar la percepción sensorial y potenciar la creatividad, mientras que el alcohol puede mejorar la autoestima y la confianza. Estos son aspectos que convierten a ambas sustancias en drogas recreativas. Algunos de los argumentos de los que apoyan la legalización de la marihuana respeto al alcohol son el hecho que la marihuana es menos dañina que el alcohol, que esta tiene bajo grado de generar dependencia, que muestra un nivel de incidencia muy bajo en el consumo de otras drogas mas peligrosas y que su consumo no es factor determinante en la comisión de delitos.

Pero donde la marihuana parece ganar por goleada es en el campo medicinal. Omitiremos todas aquellas teorías que hablan de la cura del cáncer a través del cannabis y otras ideas que a día de hoy no se pueden corroborar con certeza a nivel científico, por las razones que sean. Pero sí podemos hablar del cannabis terapéutico como alternativa a ciertos fármacos. A continuación tenéis una excelente entrevista por Andreu Buenafuenta a Carola Pérez, presidenta del Observatorio Español del Cannabis Medicinal:



Esta mujer que padece dolor crónico nos explica las ventajas que tiene el consumo de marihuana para tratar su enfermedad. Resumiendo, los efectos relajantes y aliviadores del cannabis empiezan a tener efecto en poco menos de un minuto, y sus efectos secundarios son mucho menos dañinos que algunos fármacos, entre los cuales los analgésicos (que según Carola son útiles a corto plazo pero nefastos si se usan de forma prolongada).  ¿Sera casualidad que la Organización Mundial de la Salud haya decretado la marihuana como sustancia ilícita mientras que por otro lado promueve y apoya tratamientos, vacunas y fármacos que resultan ser peligrosos para la salud? Os dejamos a continuación un artículo de EL MUNDO que os puede dar algunas pistas al respecto:
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/06/04/medicina/1275648063.html

Para concluir, hay que decir claro y alto que NO, la marihuana no es a día de hoy una planta milagrosa, y NO, no es benigna. Como toda sustancia de este tipo, un uso abusivo es ciertamente nefasto para la salud física y mental: ¿pero acaso no ocurre lo mismo con el alcohol, el tabaco, las grasas saturadas, la carne procesada, el azúcar refinado, etcétera, etcétera…? Sustancias y alimento que están completamente legalizados y regulados. Viendo la situación actual del consumo de la marihuana recreativa y medicinal a nivel español, ¿no estamos dejando de lado un sector agrario y económico con mucho potencial? Sin duda la legalización y sobretodo regularización de esta sustancia por parte de las autoridades seria beneficioso para todos. Aquí tenéis algunos ejemplos:
Poder proscribir su uso a menores y a personas que tengan problemas físicos o mentales y a los que les podría perjudicar el consumo de marihuana.

- Ofrecer un tratamiento más benigno y eficiente a personas con trastornos físicos, sociales y mentales como el dolor crónico, el cáncer, el estrés, etcétera.

- El desarrollo de un sector económico con mucho potencial.

- La despenalización del consumo recreativo: La legislación actual perjudica en mayor parte a la población desfavorecida: familias con pocos recursos que tienen que pagar multas porque sus hijos en situación de precariedad encuentran en la marihuana una escapatoria a sus problemas.

- Una mayor concienciación de la población, sobretodo los menores de edades. La posibilidad de actuar y ayudar aquellos que la consumen de forma abusiva.

- Atacar directamente los carteles y los traficantes, ofreciendo un acceso menos peligroso a los consumidores.

Podéis encontrar una lista mas exhaustiva de algunas de las ventajas de legalizar y regular el consumo de cannabis aquí: http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-politica/2015/02/03/ventajas-legalizacion-regulacion-mariguana

Si bien el tema de la marihuana parece un asunto secundario a primera vista no deja de ser un ejemplo más de como la legislación sigue rigiéndose por los valores y códigos ideológicos de algunos, dejando de lado una parte no menospreciable de la población, y sin tomar en cuenta la realidad del terreno y de las cifras. Vivir y dejar vivir sin que perjudique a nadie, este debería ser el leitmotiv de la política estatal. A día de hoy el dialogo y el pragmatismo siguen siendo los grandes ausentes de nuestro sistema político tradicional, que sigue arrastra los mismos disfuncionamientos.
Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.