Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
Población : Girona
Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 03/05/2017
Ver perfil de usuario

Manifesto EUROPA MAGNA

el Mar Mayo 09, 2017 12:38 pm
Os dejamos un enlace muy interesante:

https://www.geopolitica.ru/es/article/manifiesto-europa-magna

Y la primera parte:

Parte 1. Deconstruyendo Europa

La Europa actual es un callejón sin salida. El callejón sin salida de la historia. Ya no es europea. Ha perdido sus raíces profundas. Para cualquier europeo con conciencia histórica clara, nuestro tiempo es un gran desastre.

Así que necesitamos identificar la esencia de su enfermedad, profundizar en sus fuentes y proponer la salida.

Políticamente / ideológicamente

La Europa actual está basada en el abierto dominio de la democracia liberal en su forma más radical e intolerante. El liberalismo de origen anglosajón es impuesto a la sociedad europea de manera totalitaria. Usted está obligado a ser libre, pero sólo a la manera liberal. Puede optar por ser liberal de izquierda, liberal de derecha, y en algún momento de extrema izquierda liberal - en el caso extremo de la extrema derecha liberal, liberal no obstante. La economía de libre mercado, el papel dominante de la élite financiera internacional, el individualismo antisocial más radical, el credo ciego en el progreso técnico, la política de género y la forma más absoluta de secularismo son considerados axiomas absolutos para la clase dominante, quien los fija a través del poder político, el sistema educativo, el control sobre los recursos informativos y los medios de comunicación de masas, como eje del sistema normativo.

El nuevo pariente nebuloso del totalitarismo ya no es comunista ni fascista. Esta vez es liberal, lo liberal se convierte en totalitario, así como los otros productos de la modernidad política llegaron a sus conclusiones extremas. Es el tercer totalitarismo impuesto universalmente por la clase política liberal. La democracia liberal es sólo una posible clase de democracia, pero hoy es infligida como la única posible.

El liberalismo no siempre fue totalitario. Frente a los otros tipos de totalitarismo -comunistas y fascistas- parecía un camino lógico de liberación y fue realmente liberador. Ahora, en ausencia de un enemigo debidamente constituido, ha revelado su naturaleza totalitaria. La libertad se puede imponer desde arriba. Este tipo de libertad impuesta con las instrucciones detalladas de cómo usarla no puede ser más que una dictadura. La libertad es la esclavitud cuando somos desprovistos del derecho a cuestionar su fundamento. Trate de cuestionarlos, después siéntese, relájese y vea lo que sucede. Inmediatamente será identificado como "fascista" o "estalinista", "sexista" o "terrorista", es decir, alguna versión de enemigo de la sociedad abierta. Es abierta sólo para aquellos que estén dispuestos a aceptarla como tal. Para todos los demás es bastante cerrada, como suelen serrlo todos los sistemas totalitarios.

La Europa actual está gobernada por la élite liberal ideológica, política, cultural, filosófica y técnicamente. Puede ser de izquierda o de derecha, son esencialmente lo mismo.

Esta élite liberal representa un germen del Gobierno Global, tratando de gobernar el mundo sin sanciones para ello. Europa es considerada por tal élite como un territorio puro para retener y explotar. La élite liberal global no es europea y no está trabajando por los intereses europeos.

Así, el liberalismo dominante es el responsable del actual statu quo. Los que están muy contentos con él deben estar agradecidos a esta élite liberal. Los que no lo están, son libres de desafiarlo.

Ese es el liberalismo de tipo anglosajón que es responsable en cualquier sentido del estado actual de las cosas en Europa. Debemos solucionar este punto. Es esencial.

Geopolíticamente

Geopolíticamente, la Europa actual es una entidad atlántica. En el marco de análisis geopolítico dual, la Europa contemporánea es exclusivamente la civilización del Mar bajo el control del Poder del Mar.

Esto significa que el papel de liderazgo en la agenda geopolítica y la definición de opciones estratégicas son el interés global de EE.UU. y su infraestructura militar global. Europa no es un socio menor en este sistema, es una especie de vasallo geopolítico bajo el patronazgo de Washington, su cliente. La comunidad atlántica es un concepto de civilización norteamericanocéntrico. Los intereses anglosajones forman el polo de su ramificación, donde Europa es sólo una base militar extendida. El vasallo debe seguir la senda que el Gran Hermano le impuso. Europa luchó contra el Gran Hermano fascista, contra el Gran Hermano comunista, y ha llegado el Gran Hermano americano. El atlantismo es una asociación asimétrica que impone a Europa una visión estratégica que excluye desde el principio cualquier posibilidad de pensar las cuestiones geopoliticas - en el Mediterráneo, en Europa oriental, en Oriente Medio y en el contexto más amplio de Eurasia - independientemente. Lo que es bueno y correcto para Estados Unidos es bueno y correcto para Europa: esa es la ley del atlantismo.

Paralelamente a la situación con el liberalismo, el estado geopolítico del asunto es bastante similar: frente a la ex URSS como probable amenaza a la seguridad estadounidense, estaba parcialmente justificada (pero algunas grandes mentes europeas -como por ejemplo el general De Gaulle- siempre lo dudaron), pero hoy es bastante obsoleto y anticuado desde el punto de vista estratégico. Así, el atlantismo aleja a Europa de su propia identidad geopolítica.

Económicamente

El actual sistema económico europeo está basado en el capitalismo financiero dominado por la oligarquía mundial, elegida por nadie y siguiendo intereses que no tienen nada en común con los verdaderos intereses de las sociedades europeas, explotando los recursos laborales del mundo entero y descuidando las necesidades justificadas y las expectativas de la clase media europea. En lugar de crecer la clase media europea está disminuyendo. El espíritu de empresa está disminuyendo, erradicado por la gran corporación multinacional que no deja lugar a la iniciativa privada. El capitalismo en su etapa actual está desmantelando los últimos restos de las políticas sociales en Europa, pero al mismo tiempo beneficia no sólo a los ricos en nombre de los pobres, sino a los hiperricos en nombre de todos los demás.

El capitalismo financiero basado en la investigación del súper-beneficio y la sobreestimación de la velocidad de crecimiento exponencial concebido como ilimitado, acumula una enorme cantidad de activos tóxicos que de vez en cuando producen crisis terribles cuyo precio lo pagan los hogares y los Estados en lugar de los especuladores del mercado financiero y las corporaciones multinacionales.

Cultura / valores

La cultura contemporánea de Europa es un verdadero desastre. El genio de la Antigüedad, la espiritualidad de la Edad Media, la osadía del Renacimiento, el vigor titánico de la Modernidad, la profunda preocupación psicológica del arte de la vanguardia europea, todo eso desapareció frente a un tsunami de simulacros y parodias, hueco, mórbido, venenoso.

Los valores culturales han alcanzado la dimensión puramente individual fuera de la cual nada preocupa a nadie, dejando a la cultura y al arte fuera de la posibilidad de comunicación, des-socializándolos. La liberación del individuo de cualquier forma de identidad colectiva -como objetivo de la cultura posmoderna y de los valores ultra-liberales- trabajaba en la actualidad al nivel de la religión, la nación, el ethnos, la pertenencia estatal; hoy ha llegado al género (siendo también identidad colectiva), dejando a los humanos cada vez más encantados. Mañana, el transhumanismo terminará con la última forma de identidad colectiva, con la pertenencia al género humano.

La cultura basada en la liberación radical y en la liquidación de cualquier forma de identidad colectiva pierde tremendamente su contenido humanista, deshumaniza a la gente. Las creencias tradicionales, la familia, el patrimonio cultural son burlados, marginados y se vuelven opcionales.

Las preocupaciones materiales o hedonistas (cada vez más virtuales), se convierten en el único criterio de valores.

No sólo los valores tradicionales son destruidos y condenados, la modernidad humanista es juzgada como inoportuna y obsoleta. En su lugar, sólo tenemos un consejo universal: ¡libérate! ¿Libre de qué? ¿De todo? ¿Para qué? ¡Para nada! Ese es el abrumador nihilismo de la Europa contemporánea que impera.

Inmigración / identidad

Europa está perdiendo su identidad. Ya no hay naciones, pueblos, culturas, confesiones y religiones, sólo territorios con una población puramente numérica desprovista de cualquier característica cualitativa. Ser europeo hoy es lo mismo que lamentar sus raíces, avergonzarse por la historia europea, sus hechos y su grandeza. Ser europeo tipo hoy, significa odiar la Europa histórica, despreciar el simulacro contemporáneo y amar su disolución final en la sociedad posétnica global de un único mundo. Los europeos no pueden estar orgullosos de su identidad, simplemente no tienen derecho a tener una. La única identidad permitida es la individualista, puramente formal, exaltada por la ideología de los derechos humanos.

De ahí la inmigración que se deriva directamente de este enfoque puramente cuantitativo de lo humano. Los inmigrantes son concebidos como individuos puros sin ninguna identidad distinta, sólo como seres humanos. De esta manera son deshumanizados. Pero el resto de la sociedad europea también es deshumanizada. Para ellos también está prohibido tener una identidad propia más allá de la individualidad. Así que dejan de ser cualitativamente europeos, siéndolo sólo cuantitativamente, exactamente como inmigrantes. Pero los inmigrantes tienen algunas preferencias aquí: se supone que tienen cierto tiempo de adaptación para perder su identidad anterior. Los aborígenes de Europa no tienen tal tratamiento, están pensados para servir como ejemplo de cómo perder los vínculos con el pasado e indirectamente empujar a los inmigrantes en la misma dirección. La única identidad aceptada en la Europa actual es no tener ninguna identidad en absoluto. Cuando los europeos o los inmigrantes se rebelan son inmediatamente reprimidos por el sistema: los inmigrantes, de nuevo, menos duramente.
Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.